Ecografía obstétrica

Se utiliza para determinar la presencia de embarazo y conocer las condiciones del embrión o feto, así como de la placenta,  el útero, cuello del útero y líquido aminotico.

La ecografía obstétrica es el método más seguro para conocer el estado general del embarazo y según las semanas de gestación tiene sus indicaciones específicas a evaluarse como son:

 

 
 
 
 
 
Entre la semana 5a  y 9a :
Vitalidad del embrión
Edad gestacional
Implantación
Embarazo múltiple
Entre la semana 11ª  y la 14ª :
Estudiar signos sospechosos de problemas cromosómicos como síndrome de Down
Translucencia nucal
Hueso nasal
Ductus venoso  
Ángulo facial
Ángulo xilomandibular
Rejurgitación tricuspídea,
Etc
Entre la semana 20ª  y la 22ª :
Sonograma genético.
En  este período se realiza un estudio anatómico detallado de todas las estructuras de la cabeza, cuello, torax, abdomen, pelvis y extremidades del feto, así como un estudio detallado de las avidades cardíacas.
Además entre otros elementos por mencionar solo algunos de ellos:
  • Fémur
  • Húmero
  • Hipoplasia o ausencia del hueso nasal
  • Acortamiento del 5to dedo de la mano
  • Presencia de foco ecogénico intracardiaco
  • Ventriculomegalia
  • Dilatación de la pelvis renal
Entre la semana 28a  y la 32a :
Vitalidad fetal, estudios tridimensionales, valoración flujométrica del cordón umbilical, de la placenta y de las arterias uterinas. Cuando amerita se realiza estudios de la vascularización del feto, como por ejemplo de la arteria cerebral fetal, de la arteria aorta, de las arterias renales, etc.
Valoración de la cantidad de líquido aminotico, y madurez placentaria, entre otros.
 

    

Forma en que se realiza:

Para este examen es necesario que la paciente se recueste en la camilla de examinación.  Se aplica una pequeña cantidad de gel soluble sobre el abdomen inferior y se realiza el rastreo correspondiente con el transductor sectorial específico.  En ocasiones, especialmente en el inicio del embarazo, es necesario realizarlo vía transvaginal, para lo cual la paciente debe tener su vejiga vacía.  

Preparación:

Si la ecografía se realiza por vía abdominal, no es necesario ningún tipo de preparación.  En el caso de necesitar una ecografía vía transvaginal, será necesario que la paciente orine previamente para que su vejiga se encuentre vacía al momento del examen.